martes, 1 de marzo de 2011

Donato Bramante 1444-1514


Nació el año 1444 cerca de Urbino, en aquel momento, Urbino, era un señorío independiente en una Italia formada por un sinfín de micro-estados, muy distinta a la que hoy conocemos.

Al principio se formó como pintor.

En 1482 se instaló en Milán y comienza su carrera como arquitecto.





















Su proyecto para la iglesia de Santa María presso San Satiro (1488, Milán) es novedoso, pues consiguió resolver las dificultades que presentaba el solar, creando la ilusión de espacio (coro) con un juego de perspectiva o trampantojo , que falsea las proporciones de la iglesia y crea una sensación de profundidad insólita ( por primera vez en arquitectura).







Santa Maria es un dificio de tres naves con bóveda de cañón y cúpula en el cruce.















Otra obras importante, realizada en Milán, es la cabecera de la Iglesia de Santa María delle Grazie (1492-1495), donde muestran la influencia de Leon Battista Alberti y del renacimiento florentino, pero sobre todo la de Leonardo da Vinci, del que tomó las plantas centralizadas rescatadas de la antigüedad como modelos ideales para el nuevo clasicismo humanista.


En 1499 tras la caída del duque Ludovico Sforza Bramante se traslada a Roma, donde trabaja para el papa Julio II.

En Roma influenciado por las ruinas de la antigüedad clasica, evoluciona hacia un estilo más monumental y austero.


Una de sus primeras obras romanas es el Templete de San Pietro in Montorio (1502)

Al año siguiente (1503) es nombrado arquitecto pontificio, llevando a cabo dos intervenciones: el llamado Palacio de los Papas y el proyecto de la nueva Basílica de San Pedro del Vaticano











El proyecto para la basílica de San Pedro consistía en un gran templo centralizado de planta cuadrada, cubierto por una cúpula central, cuatro cúpulas en los ábsides y cuatro torres en las esquinas. Proyecto que solo llegó a comenzar y que sería más tarde continuado y modificado por Rafael y Miguel Ángel, para ser concluido en el s. XVII por Carlo Maderno que extendiendo la nave de acceso hasta generar una planta de cruz latina, siguiendo la ideología litúrgica de la contrarreforma, pero echando a perder la armonía del espíritu bramantino.

Bramante consiguió fundir con éxito los ideales de la antigüedad clásica y los de la cristiandad, al tiempo que su grandeza, su expresividad y su dramatismo espacial seran los cimientos del barroco del siguiente siglo.


Murió en Roma el 11 de marzo de 1514





SAN PIETRO IN MONTORIO










En 1502 los Reyes Católicos, para conmemorar el fin de la Reconquista con la toma de Granada (1492), le encargan la realización de un templete en el patio de un convento franciscano que se levantaba en la colina del Janículo de Roma.


El templete señalaría el lugar exacto en el que, según la tradición medieval, había sido crucificado San Pedro. Hoy se sabe que esa tradición era errónea y que el primer Papa fue crucificado junto al circo de la colina del Vaticano.







Grabado de alzado, planta y sección. Se puede ver la cripta bajo el templete




Bramante diseño un templete circular sobre una cripta inferior en la que se conserva la roca con el hueco en el que se suponía que fue encajada la cruz de San Pedro. Se inspiró en los martyria clásicos y paleocristianos que había estudiado.

Es un pequeño edificio, con función conmemorativa y religiosa, realizado en granito

Una columnata de orden toscazo arranca de un podio, sobre la crepidoma, y sostiene un entablamento de orden dorico, donde el friso está decorado con triglifos y metopas con los emblemas y las armas del Papado, y rematado por una balaustrada.


El muro de la cella, de dos cuerpos, esta articulado por medio de nichos de remate semicircular decorados con concha de venera, que se alternan con vanos dintelados, separados por pilastras, cada una de las cuales se corresponde con una de las columnas del peristilo.

La cella, está cubierta por una cúpula de media naranja.




Desde el punto de vista simbólico:
La columnata circular simboliza la iglesia militante
La crepidoma con sus tres escalones representan las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad.
La cúpula simboliza la Iglesia Triunfante.
La cripta simboliza el martirio del apóstol.

Esta obra, con sus superficies desprovistas de ornamentos, representa el momento culminante de la arquitectura del renacimiento, y en ella Bramante se acerca como nadie al espíritu clásico, combinando los ideales romanos de severitas y dignitas con la elegancia y la vitalidad del cinquecento italiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario